Archivo por meses: febrero 2015

¿Para qué les sirve la crisis?

Una crisis económica básicamente consiste en que los que están en ella se ven desprendidos de sus bienes, que pasan a pertenecer a otros.

El dinero no se desvanece… o se concentra en menos manos (que es lo que ha pasado en nuestro caso) o se va a otros lugares (que también ha pasado, pero unido a lo primero).

Las crisis de este tipo, como la financiera, buscan límites. Buscan fijar con qué sueldos míseros se puede vivir, de manera que los que acumulan puedan acumular más. Hay gente a la que no le importa pisar cabezas a cambio de poder empacharse de marisco.

En España no pasará la crisis hasta que los españoles vuelvan a tener la situación económica que tenían antes. Antes no en 2005 o 2007, antes cuando había seguridad jurídica, cuando el trabajo no era un suplicio precario que te provocaba ansiedad, antes cuando los sueldos eran medianamente dignos.

Mi padre, como administrativo cualificado cobraba hace 20 años más que lo que cobro yo en la misma empresa como abogada (técnico superior también especializado).

Nos llevan estafando mucho tiempo… aquellos en los que el dinero se ha concentrado.

Victorias pírricas

Por supuesto que la política de austeridad auspiciada por Merkel y la derecha europea ha fracasado y fracasa cada día. Claro que es insostenible. Claro que es cruel y deleznable enriquecerse a base de créditos leoninos a costa de dejar a gente morir en la pobreza pudiendo asistirles, a costa de bajar los sueldos de manera que se trabaje a cambio de supervivencia.

Insistir en lo de siempre, el dinero no se evapora, está ahí, está en menos manos pero está. Las crisis de este tipo, como la financiera, buscan límites. Buscan fijar con qué sueldos míseros se puede vivir, de manera que los que acumulan puedan acumular más.

Pero es que la solución no pasa por disgregarse quienes pensamos que esto es así en posiciones opuestas en detalle, no pasa por insultarnos unos a otros o considerar que se vence aplastando al similar, aplaudiendo derrotas de alguien que está buscando lo mismo que tú. Eso es estúpido. Y no podemos permitirnos ser estúpidos.

Desde el comienzo de la crisis el PSOE​ ha luchado por los eurobonos, por sistemas mediante los que mancomunar la deuda, por soluciones keynesianas… en minoría, sin éxito en una Europa gobernada por la derecha.

Tener propuestas distintas dirigidas hacia lo mismo no debería separarnos. Debería hacernos conscientes de lo que nos une. Y si uno fracasa otro propone otra cosa, pero sin perder de vista la meta real, para no perderse en el camino.

Grecia es un país pequeño. Y la mayoría del partido que hoy gobierna es muy débil.

Se trata de que o somos muchos los que ponemos peso en la balanza para negociar lo lógico, para exigir lo único que es justo para todos, o no tenemos fuerza.

Y ya podemos felicitarnos por victorias pírricas, que seguirán sirviendo para nada.