Archivo por meses: mayo 2014

La empresa del teléfono de la campaña de la renta, multada por hacer un ERE encubierto

ERES encubiertos, consultoras cárnicas, despidos ilegales a trabajadoras, cesiones ilegales de trabajadores… las contratas con la Administración aparecen en los medios plagadas de empresas tramposas. En este caso ha intervenido la Inspección de Trabajo pero ¿es eso algo normal? Debería serlo. No solo con este gobierno, con todos.

Si la pseudoesclavitud, porque en el momento que se desprecian los derechos de los trabajadores nos acercamos a la esclavitud, debe ser perseguida y sancionada siempre, mucho más cuando la empresa en cuestión está beneficiándose de un contrato pagado con dinero público.

No puede permitirse que haya varios niveles de derechos laborales, en función de la clase de empresa a la que hayas podido acceder, y eso es lo que está sucediendo.

Es habitual que en una empresa convivan trabajadores de la misma categoría práctica pero con consideraciones tanto en nómina como en cuanto a trato muy distintas, si eres de la casa o eres “un externo”. Y externo, pero en casa, puedes estar toda tu vida. Es ilegal, y sobre todo, es injusto.

Pero si duele siempre, duele mucho más cuando la Administración está en medio. ¿Qué puede llevar al responsable de un determinado contrato a aceptar de buen grado situaciones como esta? Porque alguien tiene que estar saliendo beneficiado, si no ¿para qué?

Nos quejamos de la pérdida de confianza en las Instituciones. Pero es que las Instituciones han de ser confiables. Las Instituciones no pueden facilitar la aceptación de fraudes, no pueden facilitar el que haya ciudadanos, trabajadores, de primera y de segunda. Es más, tienen que asegurarse de todo lo contrario, porque si no, ni tienen sentido ni merecen esa confianza que exigen.

El FMI pide a España que suba el IVA de los bienes de primera necesidad y baje el tipo de Sociedades

No me parece mal que baje el tipo imponible del Impuesto de Sociedades. Es más, me puede parecer bien, con un requisito imprescindible: que al tiempo que baja el tipo teórico, suba el tipo efectivo que pagan los grandes.

Porque es difícil no coincidir en que no tiene sentido alguno establecer un 20% para las PYMES y un 30% para las grandes, y que las PYMES acaben pagando el 20 y las del IBEX estén pagando un 4 y haya mastodontes como Amazon o Google que por su actividad en España acaben pagando en torno al 1.5%, mediante la aplicación de deducciones inefectivas para el fin teórico que tenían, o mediante el traspaso de bases imponibles a otros países en los que la tributación desaparece, y encima, de manera paralegal.

Lo de subir el IVA de los productos básicos es otra cosa. Ahí no estoy de acuerdo para nada. En ningún caso. El pollo, la leche, el pan, los tiene que comprar todo el mundo, el que tiene y el que no tiene. Si hay que subir IVA, que suba el de los productos innecesarios, el del ocio sin cultura, el de los yates, las joyas, los productos de belleza… No podemos fomentar una sociedad del derroche, va en contra de nosostros mismos.

Para que una sociedad funcione, para que cada pieza de la misma de su máximo rendimiento y esté cómoda, que esté feliz (con lo importantísima que es la felicididad y lo poco que la valoramos cuando no es la nuestra), tiene que existir la percepción de que confluyen armónicamente libertad y justicia.

Ese panorama no se está dibujando con las reformas fiscales propuestas. Seguimos anclados en una estúpida lucha de clases artificial. No hay clases entre humanos, todos formamos parte de lo mismo, una organización, cualquier empresa, funciona infinitamente cuando todos sus componentes están peleando por lo mismo que cuando los mismos se encuentran enfrentados.

¿Aprenderemos? Las situaciones injustas siempre devienen insostenibles. Y una situación insostenible no conviene absolutamente a nadie.